Internet de las cosas

Internet de las cosas


24/09/2020 · Tecnologías · Escrito por Carla Hernández

El verdadero futuro de la tecnología.

Permite conectar los objetos con el internet, ampliando sus funciones y brinda la posibilidad de facilitar actividades a las personas, convirtiéndolos así en objetos inteligentes.

El internet desde hace unos años es de las personas, navegamos, buscamos e interactuamos, pero ahora también lo compartimos con los objetos, como a quien muchos consideramos nuestro fiel compañero, el celular.

loT es una nueva tecnología que permite que objetos funcionen y se complementen con el internet volviéndose más eficientes, como “Alexa” un asistente virtual desarrollado por Amazon.

¿Sabías qué, la primera persona en utilizar la expresión del internet de las cosas fue Kevin Ashton experto en la transmisión de datos por radiofrecuencia y sensores inalámbricos hace 20 años?.

Según Intel en 2006 había 2 billones de conexiones autónomas listas para ser integradas en la nueva sociedad del internet de las cosas para todo el mundo y se estima que para finales de este año, más de 200 billones de objetos estén conectados a internet.

Actualmente México cuenta con más de 8 millones de objetos conectados con IoT. Los primeros sectores en incorporar esta nueva modalidad fueron el sector gubernamental e industrial, implementando pantallas interactivas, máquinas expendedoras, sistemas de seguridad que conectan los objetos a nuestros celulares por medio internet, entre otras máquinas, obteniendo un mejor control, eficiencia y resultados.

En el sector empresarial al menos 75% de las empresas ya lo utilizan o investigan, el 95% de los ejecutivos que lo investigan piensan que en los próximos 3 años su empresa utilizara internet de las cosas.

El Iot extiende las fronteras de la comunicación, mejora nuestros entornos y facilita nuestra vida, reduciendo el tiempo que tenemos que destinar a actividades cotidianas del día a día, ayudándonos a la toma de decisiones y será un gran soporte para los desafíos que supone el mundo cambiante.

Entre todas las ventajas que nos ofrece el IoT existe un precio, los datos personales que recaban los objetos inteligentes.

“El internet de las cosas no se limita a objetos conectados, sino que abarca las posibilidades para mejorar la calidad de vida que se derivan de esas nuevas conexiones”